>
 

POR QUÉ DEBERÍAS ESTAR ORGULLOSO DE TENER TU ACENTO HABLANDO EN OTRO IDIOMA

secret-2681508_1920.jpg

SÍ, lo sé es uno de tus caballos de batalla. Llegas a un sitio, empiezas a hablar y te dicen ¿español? Y, tú piensas, ¿tan mal hablo? ¿Tanto se me nota? Bueno pues vas a dejar de preocuparte por esto, porque te voy a contar porqué esto no es un problema.

Cuando aprendemos un idioma extranjero de adultos la fonética es uno de nuestros mayores contratiempos, hay sonidos que a nuestro oído le parecen imperceptibles o sonidos que, aunque diferentes no somos capaces de reproducir su diferencia.

Se trata de ir cambiando los sonidos de nuestro día a día por otros nuevos, que implican nuevas posturas en nuestros labios, garganta… No es fácil. Incluso aunque nuestra pronunciación sea muy buena siempre habrá algo que nos delate.

Pero, ¿por qué debemos perder nuestro acento? Si, ya se que en todas partes te encuentras con clases, anuncios o promesas que te dicen hablarás tu idioma como un nativo. Pero el año pasado en una charla de un lingüista inglés, él decía, ¿cuál acento es el correcto? Es mejor el acento de Manchester que el Londres, el de Sevilla que el de Madrid, el de París que el Bruselas. El idioma es el mismo pero esas diferencias son las que delatan la personalidad de ese sitio.

talk-845619_1920.jpg

Por eso te voy a dar algunas razones por las que deberías estar orgulloso de tener acento:

  • Tu acento, como hemos dicho, te da personalidad: Es tu forma de hablar, te puedes comunicar perfectamente, pero ese acento demuestra que tú eres diferente. Que provienes de otro sitio.
  • Tu acento te recuerda de dónde vienes. Es parte de tu historia personal, te une de alguna forma a tus raíces. Además, te da la excusa perfecta para entablar una conversación. ¿De dónde eres? ¿ Cómo llegaste aquí?
  • Sí, tienes acento, pero has trabajado duro para poder comunicarte en ese otro lenguaje y lo has conseguido. Tus amigos, tus compañeros o el panadero de la esquina mantienen contigo conversaciones en su idioma materno, pero tú has aprendido otro y no tienes ningún problema de comunicación. Te mereces un 10.
  •  No es lo mismo pronunciación y acento: la pronunciación es lo que hace que tu lenguaje sea legible, que puedas comunicarte correctamente. Esto lo tienes que trabajar mucho. Necesitas una buena pronunciación. El acento es más el ritmo, la entonación. Podrías tener el mejor acento del mundo y no poder llevar una conversación.

Por supuesto no digo que tener un buen acento no sea importante, pero es probable que lo sea menos de lo que imaginas. Desde mi punto de vista, la facilidad de poder comunicarte es lo tienes que conseguir, después ya tendrás tiempo de ir mejorando ese acento. Si empiezas al revés podrás saber perfectamente dónde debes pararte, qué debes acentuar, cómo tienes que entonar esa palabra, pero no podrás buscar un trabajo, ni contratar una nueva línea de teléfono o simplemente hablar con tus amigos sino tienes la fluidez suficiente.

Recuerdo un cliente que tuve en mi anterior trabajo, él era representante de una empresa en Inglaterra, cuando le oías hablar no tenías ninguna duda de su procedencia, incluso podría deciros que su acento era pésimo. Sin embargo la comunicación con sus clientes (granjas en el centro de Inglaterra) era impresionantemente fluida. Se comunicaban, se entendían y cada uno conseguía lo que quería. Y ese era el objetivo.

Si quieres comprobar cómo suena tu acento, mejorar tu pronunciación o como te he dicho aprender a ser fluido te ayudaremos buscando tu estancia en el extranjero. Tú eliges el país y nosotros nos encargamos del resto.  Y si todavía crees que necesitas un poco más de soltura estaremos encantados de que acudas el nuevo curso a nuestras clases presenciales.